Cómo hacer jabón artesanal de aloe vera

jabon artesanal de aloe vera

El jabón realizado en casa no contendrá los mismos ingredientes químicos que los que se venden en tiendas o supermercados. Al realizarlo tú conocerás a ciencia cierta lo que tu jabón contiene y tu piel lo agradecerá. En este artículo vamos a aprender cómo hacer jabón artesanal de aloe vera y aceite de oliva y para ello necesitamos lo siguiente:

  • 3 litros de aceite de oliva virgen extra
  • 3 litros de agua
  • ½ kilo de sosa
  • 5 o 6 hojas de aloe vera (es importante que la planta tenga más de 2 años de vida)
  • Recipiente de plástico suficientemente grande para la preparación
  • Recipiente con el alto de las pastillas de jabón.

Pasos para hacer jabón natural de aloe vera y aceite de oliva

Antes de empezar a realizar el jabón natural es necesario cubrir con un mantel de plástico la mesa en la que vamos a trabajar.

  1. Hervimos el agua y cuando esté casi a punto de ebullición la echamos en el recipiente de plástico en el que vamos a mezclar todos los ingredientes.
  2. En el recipiente con agua añadiremos de forma cautelosa la sosa y mientras la añadimos removemos hacia un solo lado. Hay que tener mucho cuidado con la sosa porque es abrasiva. Además se recomienda el uso de guantes y que el espacio este ventilado.
  3. Después de remover bien la mezcla dejamos que se enfríe hasta bajar la temperatura unos 40 grados Celsius. Luego añadimos el aceite de oliva virgen extra y removeremos la mezcla, siempre en la misma dirección, durante una hora. Estará listo cuando veras y sentirás que se espesa. Si quiere puede utilizar la batidora para no remover la mezcla con la mano pero recuerda moverlo en la misma dirección.
  4. Cogemos las hojas de aloe vera, separamos la pulpa, la batimos y la añadimos al recipiente. Después removemos o batimos toda la mezcla hasta que obtengamos una pasta bien mezclada y uniforme. Luego vertimos la mezcla al recipiente más bajo y amplio con el que vamos a dar forma a las pastillas del jabón.
  5. Lo dejamos reposar y al día siguiente cuando no está del todo endurecido podemos cortar en trozos la pasta. Hay que dejarlo reposar durante 15 a 30 días para que se endurezca y luego se puede utilizar.

 Fuente: http://comohacerpara.com
Fuente imagen: blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *