La dieta de la sandia

Creo que fue el año pasado cuando si buscabas una dieta para perder peso en todas partes estabas viendo sandía. Estamos acostumbrados que determinados agentes de marketing recurran a la promoción de determinados alimentos que tienen como finalidad la pérdida de peso rápido y fácil. Sin embargo no siempre es tan fácil perder peso, y además cuando estas pendiente de ello sin resultados te vuelves peor aún que al principio. Está bien conocer las dietas que aparecen en el mercado, pero no todas nos pueden ser de ayuda y tampoco son milagrosas. Para perder peso hay que hacer alguno más que otro sacrificio. Además una promoción de un producto a nivel colectivo no significa que sea bueno para todas las personas. Para aplicar una dieta hay que analizar las circunstancias particulares de una persona en concreto, y observar si dicho producto le puede resultar útil o no. Pero en este artículo además de insistir en que una persona tiene que medir y observar sus circunstancias particulares y su estilo de vida antes de comenzar una dieta, para así evitar que todos sus intentos sean unos fracasos, analizamos los beneficios y los efectos negativos, si los hay, de la dieta de la sandía.

La sandía es una fruta cuya masa está comprendida de mucha agua, por lo que su valor calórico es muy bajo, siendo por eso un buen alimento en las dietas de adelgazamiento. Contiene la vitamina A, sales minerales como el potasio y el magnesio, pero es pobre en sodio e hidratos de carbono. Debido a su aspecto voluminoso, al ser ingerida produce sensación de saciedad. Su contenido, no muy alto, en fibra ayuda a la depuración de los intestinos y elimina los residuos tóxicos. El potasio de la sandía ayuda a la regulación de la tensión arterial y de las funciones cardiovasculares. Incluso sus pipas son benéficas para el cuerpo ya que previenen los problemas de próstata. A modo grosso la sandía es una fruta con muchos beneficios para el cuerpo que tiene como propósito perder peso. No obstante, hay que tener en cuenta que sus vitaminas y sales minerales no se encuentran en un alto contenido ya que lo que más tiene la sandía es agua, por lo que no hay que comer solo sandía. Además es recomendable que uno cuando esta a dieta que varié sus alimentos, porque el cuerpo puede acostumbrarse muy rápido con lo que le des y ya no reaccionara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *