La eyaculacion precoz remedios caseros

eyaculacion precoz

Hay algunas experiencias que ningún hombre desearía experimentar a lo largo de su vida. Y una de las principales que más afecta la autoestima de un hombre es la eyaculación precoz . Este problema sexual afecta entre un 25% y 40% de los varones con una edad de entre 16 y 40 años. Es algo bastante común, por lo tanto si lo padecemos no hay que desesperar, de hecho esta mas que confirmado, todos los hombres en algún momento de su vida experimentaron una eyaculación precoz.

Como tratar la eyaculación precoz?

En primero lugar la eyaculación precoz no se trata, dicho esto porque muchos la subrayan como una enfermedad. Pero nada más lejos de la realidad, si eres una persona joven que acabas de empezar tu vida sexual y experimentaste una eyaculación precoz, no te preocupes. Es de lo más normal y no hay que darle demasiada importancia, es un problema que no suele persistir mas de unos días.

Cuando se considera eyaculación precoz

Un hombre promedio suele eyacular unos 8-12 minutos después de haber empezado el acto sexual. Se considera eyaculación precoz cuando la eyaculación ocurre dentro de los primeros 3 minutos. En los casos más graves, se produce al acabo de unos segundos o antes de empezar el acto sexual

Remedios naturales para los casos donde persiste el problema

Antiguamente la gente no se permitía acudir al médico con frecuencia por eso hacían uso de los remedios caseros que habían heredados de sus padres. Veremos si podemos aprovechar nosotros también esos antiguos conocimientos.

Con clavo de olor, solo hace falta hacer una infusión con esta planta medicinal para aprovechar sus propiedades anestésicas. Nos ayudara a relajar el cuerpo y la musculatura después de un duro día de trabajo, actividades y estrés. Al estar más relajados podemos controlar mejor nuestras erecciones

Ajo, es muy presente en todas las cocinas, pero antiguamente se usaba mucho como afrodisiaco y como antibiótico. Se debe consumir todos los días crudo, solamente tenemos que pelar un diente de ajo y tragarlo como pastilla con un poco de agua. Hay que elegir a los más pequeños para no atragantarnos, ya que masticar un diente de ajo nos dejara un mal olor de boca que no agradara para nada a nuestra pareja sentimental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *