Técnicas de relajación del embarazo

relajacion en el embarazoLas técnicas de relajación del embarazo pueden ayudarte y mejorar tu vida. Un embarazo además de alegría llena de preocupación a la madre. Para liberarse de todo tipo de ansiedad y estrés la práctica de técnicas de relajación es la mejor solución. Ahora bien, existen diversas técnicas para relajarse y se debe encontrar la que más le conviene y que sea eficaz. Practicarlas no debe suponer un gran esfuerzo sino que deben ser fáciles, útiles y relajantes.

Es importante convertir en rutina la técnica de relajación. Una vez encontrada la estrategia que más le conviene y le sea benéfica es recomendable que sea aplicada durante al menos 10 minutos  y si es posible dos veces al día. Si se encuentra cómoda lo podrá realizar incluso en  el trabajo o en cualquier lugar.

La respiración profunda es una técnica de relajación del embarazo. Consiste en espirar lentamente a la cuenta de ocho y luego con los labios entremedios se exhala a una cuenta de ocho. Asegúrese de mantener  su respiración ligera y que sigua siendo la respiración alta y suave en la garganta. Repita varias veces. El beneficio de este método consiste en la desaparición del estrés y la ansiedad.

Otra técnica es la relajación de los grupos musculares. Esta sirve para liberar la tensión y puede ser practicada tanto en casa como en el trabajo. Consiste en: usted elige un musculo específico de su cuerpo, lo tensa y luego suelta en forma secuencial hasta el punto donde siente el control de ese musculo en particular. Repita esta secuencia con otros músculos a lo largo de su cuerpo. Si encuentras un músculo resistente, colóquelo en una posición donde debe relajarse. Usted será capaz de relajar voluntariamente su cuerpo, mientras que su útero se está contrayendo involuntariamente.

Una vez que ha relajado los músculos de tu cuerpo es hora de darle a tu mente el mismo consuelo. La meditación logrará esto para usted. Debe encontrarse en un lugar tranquilo donde usted no será molestada. Encontrarse cómoda, cuerpo y mente. Deja que todos tus músculos liberen cualquier tensión que están sosteniendo. Respirar lo más regularmente como sea posible a través de los orificios nasales. Crear un mantra personal para sí mismo y repítela una y otra vez en tu cabeza. Podría ser una palabra, unas palabras o una oración. Cantamos de tal manera que cae en el ritmo con sus patrones de respiración. Se niega a dejar cualquier pensamiento negativo en su conciencia. Si lo escondes, reoriéntalo y que se vaya. Una vez que tu mente ha encontrado su camino en un estado de profunda meditación, la presión arterial y ritmo cardíaco ambos caerán. Esto mejorará su sentido de calma y bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *